Tapachula, Chiapas. Un niño de dos años murió minutos después que ingresó al Hospital Regional, luego de que su abuelo después de discutir con su mujer salió de su casa, se subió a su camioneta y por un descuido lo atropelló pasándole la llanta en la cabeza.
Se dio a conocer que el señor Víctor Manuel Chanona y su mujer Sulma del Carmen Rivera Flores se encontraban en la su casa, ubicada en Calle Ezequiel Nieto y Juan Labrada, manzana 22, lote 4, del fraccionamiento Los Llanes, en donde empezaron a discutir por problemas personales.
Fue en ese momento que el señor Víctor Manuel Chanona le dijo a su mujer que para no seguir con la discusión mejor se iba de la casa, por ello se subió al vehículo Nissan color roja, con placas de circulación 1CNC-204 del estado de Chiapas, sin percatarse que el menor se encontraba sentado en el portón de la vivienda y lo atropelló.
El señor gritó “por qué no cuidan al niño ya lo atropellé, una de las llantas le pasó en la cabeza”, por lo que le pidieron que lo llevara al Hospital y contestó que iría por una ambulancia, pero se dio a la fuga con rumbo desconocido.
La angustiada madre tomó un taxi llevando a su bebé con un hálito de vida, pidiéndole al chofer que era una emergencia que la llevara al Hospital Regional, fue ingresado a la sala de urgencias en donde los médicos hicieron todo lo que estuvo a su alcance, pero lamentablemente presentaba estallamiento de cráneo, deformación de rostro, fractura de ambos maxilares, al no soportar la gravedad de sus heridas dejó de existir.
Se presentó ante la Ministerio Público quien dijo llamarse Zaydi Muñoz Rodas, con la finalidad de identificar el cuerpo de su menor hijo quien en vida respondiera al nombre de Antoni Cigarroa Muñoz, contaba con la edad de 2 años de edad; al rendir su declaración dio a conocer que ella se encontraba en la casa de sus suegros en compañía de su niño, pero se dio una discusión acalorada entre sus suegros, abuelos de su hijo.
Señaló que su suegro Víctor Manuel Chanona le dijo a su mujer que mejor se iría de la casa y se subió a su camioneta y se retiró, gritando a media calle por qué no cuidan al niño ya lo atropellé, salieron corriendo la esposa Sulma Rivera Frores, acompañando a su nuera Zaydi, quienes le gritaron que lo llevara al Hospital, pero este por el miedo de lo que había hecho se dio a la fuga.
Finalmente la angustiada mujer solicito le fuera entregado el cuerpo para darle cristiana sepultura, pidiendo que caiga todo el peso de la ley en contra de quien privó de la vida a su bebé, ya que su esposo José Luis Cigarroa Rivera, no se encontraba al momento que sucedieron los hechos y ya lo anda buscando para que lo detengan. EL ORBE / Alvaro Islas Hernández

Anuncios