Tonalá, Chiapas.- En el marco del combate frontal a la trata de personas en Chiapas, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) a través de la Fiscalía de Distrito Istmo Costa, rescató a dos menores de edad que eran víctimas de trata de personas al interior de un establecimiento ubicado en el municipio de Cintalapa.

En coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) y la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), se logró la detención de Manuela de Jesús Brindis Cruz y Fernando Molina González, propietaria y encargado del lugar, quienes fueron sindicados de manera directa por las dos jóvenes mexicanas de haberlas obligado a prostituirse.

Relataron que los presuntos tratantes ofrecían a los clientes conseguir a menores de edad, por lo que “una vez que las conseguían les hablaban a ellos y les pedían 500 pesos por relación sexual”.

Luego del operativo realizado en el inmueble ubicado en la 1ª. Oriente entre 11 y 12 sur número 106 de la ciudad de Cintalapa, las jóvenes de 16 y 17 años fueron trasladas a la agencia del Ministerio Público en donde, de acuerdo al “Protocolo de Asistencia y Protección a las Víctimas y Testigos de Trata de Personas”, recibieron atención especializada e integral en materia psicológica, victimológica y jurídica.

Actualmente, las menores reciben asistencia por parte de las Fiscalías Especializadas en Protección a los Derechos de las Mujeres y en Derechos Humanos, a través de la Dirección General de Servicios a la Comunidad.

Ante estos hechos, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio inicio a la averiguación previa número 70/IC05-FAVMYF/2011, por el delito de Trata de Personas.

Es de recordar que en las últimas semanas, la Procuraduría de Chiapas ha logrado la desarticulación de bandas dedicadas a la trata de personas que operaban entre otros municipios en Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, Tonalá y Arriaga.

Derivado de ello, en la actualidad más de 100 víctimas han sido rescatadas y se han obtenido cinco sentencias condenatorias del orden local y una del orden federal en contra de tratantes de personas.

Y es que de acuerdo a la Ley para Combatir, Prevenir y Sancionar a la Trata de Personas en el Estado de Chiapas, aprobada en el 2009 por el Congreso local a propuesta del Ejecutivo del Estado, este delito se castiga con una pena hasta por 18 años de prisión.

De esta forma, las autoridades participantes hacen un llamado a la población a sumarse a esta cruzada y denunciar por medio de las líneas 066 y 089, en los Buzones de Denuncia Anónima o en cualquier agencia del Ministerio Público, si conoce o ha sido víctima de cualquier modalidad de la denominada esclavitud del Siglo XXI.

Anuncios