Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- La Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas detuvo al encargado de un establecimiento en el municipio de Arriaga, donde eran explotados sexual y laboralmente tres menores de edad, uno de ellos originario del Estado de México.

Derivado de una denuncia anónima ciudadana, elementos de la Policía Especializada de la PGJE adscritos a la Fiscalía de Distrito Istmo Costa implementaron un operativo de cateo, en atención a la orden obsequiada por el Juez especializado en Medidas Cautelares en el Estado.

Alrededor de las 23 horas del pasado 14 de julio, los efectivos arribaron al lugar en donde rescataron a los tres jóvenes, quienes permanecían ahí en contra de su voluntad.

Además, fue detenido Genaro Rodríguez Ruiz, encargado del bar “Perla Negra”, ubicado sobre el Boulevar Francisco Sarabia, entre 9na. y 11ª. Norte del municipio de Arriaga.

Los tres jóvenes, dos de ellos de 17 años y uno más de 15, fueron trasladados a las instalaciones de la agencia del Ministerio Público con el objetivo de ser escuchados en declaración.

Los menores revelaron haber sido obligados a mantener relaciones sexuales con los clientes que asistían al lugar, así como trabajar de meseros sin que recibieran retribución alguna.

Ante estos reprobables hechos, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio inicio a la averiguación previa número 138/IC02/2011, por el delito de Trata de Personas y Corrupción de Menores.

Actualmente, la PGJE lleva a cabo el desahogo de las diligencias correspondientes con la finalidad de conocer de la participación de otros involucrados, así como la existencia de otras víctimas.

De esta forma, la autoridad estatal hace un llamado a la población a continuar confiando en las instituciones y coadyuvar en la prevención y lucha frontal de este delito, a través de la denuncia anónima por medio de la línea gratuita 089 y los Buzones de Denuncia Anónima.

En este contexto, destaca que tan sólo en lo que va del 2011 la Procuraduría General de Justicia del Estado ha obtenido cinco sentencias condenatorias en contra de tratantes de personas. La última de ellas en contra de Alfredo Mendoza Molina, a quien el Juez Segundo del Ramo Penal del Distrito Judicial de Tapachula le impuso una pena de 39 años de prisión.

Mendoza Molina fue detenido a raíz de la denuncia de una menor de tan sólo 15 años, a quien mantuvo privada de su libertad por más de siete meses, siendo obligada a sostener relaciones sexuales con diferentes hombres.

En su cautiverio, permaneció encadenada al interior de un domicilio ubicado en la colonia El Rosario en Ciudad Hidalgo, de donde pudo escapar y denunciar ante las autoridades, siendo rescatada por elementos de la Policía Especializada y el Ministerio Público de la Procuraduría de Chiapas.

Con estos hechos, la Procuraduría General de Justicia del Estado da fiel cumplimiento al compromiso adquirido con las y los chiapanecos de combatir de manera frontal a la denominada esclavitud del Siglo XXI.

Anuncios