Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- En su afán por evitar que su pareja sentimental, con quien reside en Tierra Blanca, Veracruz, se diera cuenta que desde hacía una semana decidió por cuenta propia viajar junto a su ex cónyuge, quien es chofer de un tráiler, una desesperada mujer inventó haber sido secuestrada y mantenida en cautiverio en una supuesta casa de seguridad ubicada en Tuxtla Gutiérrez.

Durante las primeras horas de este domingo, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) tuvo conocimiento de la denuncia de Fabiola Yazmín Hernández, quien fue asistida por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y paramédicos de la Cruz Roja, ya que presuntamente habría escapado de sus captores.

Al ser trasladada a una clínica para ser valorada, los médicos detectaron diversos golpes en su anatomía, que según ella, eran producto de la violencia ejercida por los delincuentes al momento en que la subieron por la fuerza a una camioneta para luego llevarla al domicilio en donde habría permanecido secuestrada por una semana. 

Ante estos hechos, la Procuraduría de Chiapas a través de la Unidad Especializada Contra el Delito de Secuestro dio inicio a las investigaciones correspondientes, con la finalidad de dar con el paradero de los responsables y llevarlos ante la justicia.

Sin embargo, al verse comprometida ante sus declaraciones, la mujer originaria de Veracruz reveló las verdaderas razones de su ausencia.

Sostuvo que el pasado 23 de mayo, cuando se encontraba a las afueras de un centro comercial en Tierra Blanca, fue abordada por dos sujetos quienes la llevaron junto a su ex pareja sentimental, Manuel Gómez Vallejo, con quien vivió en unión libre durante cinco meses.

Señaló que por su voluntad decidió viajar con él en el tráiler que conduce, por los estados de Veracruz, Tabasco, Yucatán y finalmente Chiapas.

Durante el trayecto, agregó, mantuvo comunicación con su actual pareja, a quien le hacía de conocimiento que se encontraba bien y que regresaría a Tierra Blanca el domingo 29 de mayo.

Fabiola Yazmín Hernández manifestó que durante el viaje sostuvo relaciones sexuales con su ex pareja, quien en varias ocasiones la golpeó, provocándole diversos moretones en el cuerpo.

Derivado de su confesión, quedó descartado todo indicio de un posible secuestro, ya que la presunta víctima declaró haber permanecido por una semana con Manuel Gómez Vallejo por su propia voluntad, a pesar de la violencia física que éste ejercía sobre ella.

Anuncios