Destaca gobernador Juan Sabines la trascendencia de este tipo de eventos para el estado

Más de 21 mil personas se dieron cita en el autódromo Chiapas para vivir las emociones que los pilotos de las máquinas de acero brindaron, en el desarrollo de la primera carrera nocturna de la Nascar Corona Series, denominada Penzoil 240, una de las más importantes de América.

Con un récord de asistencia en el graderío del óvalo, esta justa deportiva de automotores llegó para quedarse, logrando la unidad de las familias chiapanecas que disfrutan de este espectáculo de los bólidos que corrieron a más de 240 kilómetros por hora, junto con una labor altruista para ayudar a organizaciones sociales y con la recaudación de dos toneladas y media de víveres para personas de escasos recursos.

Como ya es costumbre el binomio deporte–turismo se hizo presente y los prestadores de servicio de Tuxtla Gutiérrez reportaron cien por ciento de ocupación hotelera. En este sentido el gobernador del estado, Juan Sabines Guerrero, expresó la emoción del pueblo chiapaneco por este tipo de eventos y la trascendencia que tienen para el estado.

“Lo relevante es que es la primera Nascar nocturna en América Latina, así que Chiapas está otra vez dando eventos a la vanguardia y muy agradecidos con la Nascar por la fortaleza que nos han dado”.

240 kilómetros o un tiempo de dos horas lo que ocurriera primero fue lo que se esperó para encontrar al ganador de la justa, que resultó ser Germán Quiroga, quién recibió de manos de la señora Isabel Aguilera de Sabines, presidenta del DIF Chiapas, el trofeo que lo acredita como campeón de la cuarta serie Nascar.

En el escenario el gobernador del pueblo de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, destacó la labor altruista que hacen las empresas como Teléfonos de México (TELMEX), en la cuestión de cirugías y este logro al recaudar dos y media toneladas de alimentos y víveres que reunió la sociedad chiapaneca con su asistencia a este evento.

La parte Altruista de TELMEX Y NASCAR.

Antes del arranque Israel Jaitovich, del grupo “Corriendo por la Salud”, de fundación Telmex, hizo entrega al gobernador Juan Sabines Guerrero y a la presidenta del DIF Chiapas, Isabel Aguilera de Sabines, de 200 constancias para realizar igual número de cirugías para labio y paladar hendido, así como para seis trasplantes de riñón y córneas y 15 sillas de rueda; mientras que la organización “Nutrición por la Salud”, del piloto Jorge Arteaga, entregó 30 toneladas de alimentos y del concierto fueron 2 toneladas y media las recaudadas para las familias de escasos recursos de Chiapas.

“Además la parte generosa de las cirugías, TELMEX hemos visto a un niño que ya lleva 3 cirugías y es gracias a las Nascar, se juntaron aquí dos y media toneladas de alimentos que trajo la gente, muy contentos por eso”, reiteró el mandatario estatal, quien junto con Carlos Slim Domit realizaron la entrega de los certificados para cirugías y trasplantes.

Chiapas a la vanguardia

Así una vez más, Chiapas se coloca a la vanguardia del automovilismo, al presentarse en el autódromo de Tuxtla Gutiérrez la primera carrera nocturna de la Nascar, evento que reunió a los mejores pilotos.

Fue la primera competencia nocturna que se realizó en la historia dentro de la categoría y representa un parteaguas en el deporte motor. Alrededor de 38 vehículos de la categoría estelar y 14 de la preliminar arrancaron en el espectacular escenario del sureste, formando, con ello, una de las parrillas más serias que se recuerden en la historia del automovilismo deportivo de nuestro país, en lo que a competencias en óvalo se refiere.

El público disfrutó de la cerrada carrera que protagonizaron pilotos como: Abraham Calderón, Daniel Suárez, Pepe Montaño, Patrick Goeters, Julián Islas, Salvador Durán, Rogelio López, Hugo Oliveras, Jorge Arteaga, Allan Williams, Rubén Rovelo, Mike Sánchez, Alejandro Capín y Germán Quiroga. Este último, fue el corredor galardonado con el primer lugar en este certamen deportivo

Anuncios