Violencia y crimen por celos


Rafael Espinosa 

 Una patología recurrente en los recientes feminicidios registrados en Tuxtla Gutiérrez son los celos motivados por el temor de los homicidas de quedarse solos al perder a su pareja, opinaron expertos consultados sobre el tema.

Los celos enfermizos en la pareja son sentimientos confusos, paralizadores y obsesivos causados por el pavor a perder lo que se posee, lo que se considera que posee, o que debiera tenerse, señalaron especialistas en psicología.

Esta conducta, que es más recurrente en un hombre, puede observarse desde el noviazgo. Desde ahí, las mujeres pueden detectar, y en algunos casos los hombres, el poder de dominio, la manipulación, la presión y el sometimiento aumenta a medida que la víctima lo permite, coincidieron los entrevistados.

Derivado de los estudios sobre el tema, los expertos reconocen dos tipos de celos: el celo normal y el patológico.

El primero consiste en una preocupación por la posible pérdida de una persona amada o malestar por la relación real o imaginada que esa persona tiene con alguien más. Prefieren que sus parejas permanezcan con ellos y no desean que tengan una relación demasiado íntima con nadie más, confirmaron.

Sufrir celos de forma moderada es una respuesta emocional normal pero, sentirlos de manera exagerada y descontrolada lo convierten en algo patológico. Este comportamiento de forma controlada y en pequeñas dosis, pueden ayudarnos a potenciar la relación pero, cuando los celos son enfermizos nublan la razón de quien los padece, advierten los especialistas.

Es preciso aclarar que conviene saber que cuanto más seguros estamos o nos sentimos de nuestra pareja y de nuestra relación con ella, menos intensos y duraderos son, agregaron.

Los celos patológicos o celotipia están acompañados de intensos sentimientos de inseguridad, autocompasión, hostilidad y depresión, y suelen ser destructivos para la relación, opinó Carlos Hiram Culebro Sosa, miembro de la Sociedad Mexicana de Psicología y Criminología AC.

“Cuando en una pareja surge el miedo a la separación, éste se manifiesta en forma de celos, de persecución al cónyuge en su hipotética infidelidad, controlándole y pretendiendo obligarle a que sea fiel”, explicó Culebro Sosa, maestro en Ciencias de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas.

Cuanto más persigue a su pareja con celos, el perseguido o perseguida se siente más impulsado a demostrar su autonomía, esforzándose en alejarse y no dejarse obligar. El celoso o celosa busca reclamarle como posesión propia y secuestrar su libertad de movimientos y de sentimientos, convergieron los consultados.

“Podríamos definirlo como un estado emotivo ansioso que padece una persona”, enfatizó Carlos Hiram Culebro.

Las personas muy celosas son frecuentemente apasionadas, ansiosas, un poco sadomasoquistas y neuróticas, y proyectan en su entorno humano sus propias tendencias a la infidelidad.

Asimismo los celosos delirantes que se sienten abandonados, menospreciados y burlados, pueden llegar hasta la tragedia de perseguir con odio a su “amor” y no vacilarán en atacarlo.

Este sentimiento genera tantos problemas, no sólo en la seguridad física de las personas directamente afectadas por casos criminales, sino también en el equilibrio emocional de otras muchas cuyo bienestar psicológico se ve amenazado, dijeron los expertos.

El celoso anormal exige a su pareja la descripción pormenorizada de su supuesta aventura y en su mente se mezclan el miedo al ridículo a estar en boca de todos, el sentir con dolor que la otra persona vale más.

Probablemente es lo que ocurrió en el caso de Noé y Eneyda. El sujeto se enteró que había una nueva relación con su ex pareja. Le exigió que confesara, pero ella guardó silencio precisamente por el temor a la reacción de él. La golpeó hasta desmayarla y después la hundió en un tinaco con agua que estaba en la azotea.

Las personas inseguras muchas veces no se sienten merecedoras del amor de su pareja y esto les lleva a desconfiar de la sinceridad y cariño del otro. Siempre están pensando en que en cualquier momento su pareja puede conocer a alguien más atractivo y tienen miedo a que descubra lo poco que vale en realidad.

“Los síntomas más evidentes de los celos patológicos son cuando, por ejemplo, una persona revisa frecuentemente los mensajes o marcaciones del teléfono celular y los correos electrónicos de su pareja, incluso le marca cada diez minutos para saber dónde está, con quién está, etcétera”, explicó Culebro Sosa, psicólogo egresado de la Universidad Autónoma de México.

En ese mismo sentido, los siquiatras dedujeron, de acuerdo a sus estudios, que las personas que han sido traicionadas alguna vez por alguien en quien confiaban, es más probable que posteriormente desarrollen una personalidad celosa.

Este tipo de conductas pueden erradicarse a través de terapias. Con estas sesiones se pueden evitar pensamientos destructivos que agravan los celos y sustituirlos por otros de seguridad y confianza que ayuden a frenarlos, recomendaron.

Mediante un esfuerzo se aprende a diferenciar lo que son hechos reales de lo que puede estar manipulando tu imaginación, como el hecho de pensar que tu pareja anda con alguien más, sostuvieron.

Es recordable procurar ser más tolerante y dejarle su espacio a tu pareja: evita ese impulso irrefrenable que te lleva a estar en todo momento controlando y preguntándole sobre lo que hace y con quién, sugirieron, al tiempo de agregar que con esta forma lo único que consigues es que se sienta cada vez más agobiada y atosigada.

Los celos pueden generarse en el empleo y están relacionados con la envidia. Afectan con frecuencia a profesionales desconfiados y muy competitivos, incapaces de trabajar en equipo. Invierten gran parte de su tiempo y energía en los pequeños detalles, sin compartir información y controlar cuanto ocurre a su alrededor, a fin de que nadie presente un trabajo que pueda ensombrecer el suyo. Y es que con esa actitud, señalaron los especialistas, evidencian su inseguridad y un déficit de inteligencia emocional, al no responder positiva y equilibradamente a los estímulos del exterior, en este caso, a la competencia de sus compañeros de trabajo.

Por otro lado, precisaron, también pueden surgir los celos normales en la relación con los amigos, como por ejemplo: “Ése es el más guapo, aquélla es la más lista, aquél tiene la casa más bonita, éste es el que está casado con la que más dinero gana, etcétera; pero normalmente no generan tantos problemas ni alcanzan dimensiones dramáticas.”

Así también existe un tipo de celos muy especial: los infantiles, que se manifiestan tras el nacimiento de un nuevo hermano.

Ante un problema de celotipia, los expertos recomiendan fortalecer el diálogo continuo, la confianza y el contacto amoroso: son los mejores instrumentos para superar el desencuentro y los celos.

“Es sano también comentar a algún amigo de confianza lo que te ocurre y pídele consejo. No olvides que ocultar el sufrimiento y negarlo hace que el problema aumente cada vez más”, pronosticaron y vaticinaron que “esto te ayudará a exponer tus sentimientos con sinceridad y a descubrir tus miedos, necesidades, etcétera”.

Procura no utilizar amenazas, habla claramente de lo que te ocurre, no te ciegues con la rabia e intenta buscar soluciones al problema. De la misma manera, no culpes a alguien de lo que te sucede, sé responsable de lo que sientes y no olvides que tus actos dependen de ti, y eres la única persona que puede cambiar tu conducta ante lo que estás sintiendo.

“Si aprendemos a controlar estos impulsos, los celos nos pueden ayudar a apreciar y valorar a la persona que tenemos al lado y a cuidar el amor del otro”, puntualizaron los especialistas en la materia

Anuncios

Acerca de informadorchiapaneco

LA VERDAD DE CHIAPAS
Esta entrada fue publicada en Estado, La Roja. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s