De un tiro en la cara se mató accidentalmente un adolescente, cuando limpiaba una pistola calibre .38, en un domicilio de la Colonia Patria Nueva, situada al nororiente de Tuxtla Gutiérrez.

La tragedia se registró alrededor de las diez de la mañana, en la casa 305 de la Avenida Ébano Sur, donde el muchacho lustraba el arma de fuego, tipo escuadra mágnum súper especial.

Fernando Esponda Jiménez, de 15 años de edad, pulía afanosamente el arma cargada con seis cartuchos útiles, cuando de pronto, se escuchó un estruendo. Se le escapó un tiro que le penetró el rostro con orificio de salida atrás de la cabeza.

Quedó tendido en el piso

Su padre, Sargento Primero, quien radica en la Ciudad de México, le enseñó a bruñir y a usar el artefacto, con el objetivo de que sirviera como defensa para la familia, pues esa colonia es peligrosa.

Los vecinos comentaron que el muchacho era buen estudiante, incluso en próximas fechas ingresaría a la preparatoria. En sus tiempos libres ostentaba a sus conocidos saber armar y desarmar la pistola con destreza.

Esponda Jiménez, el segundo de tres hermanos, quedó tendido en el piso encementado del traspatio techado. La pistola la recogió la familia y la entregó después a las autoridades.

Junto al cuerpo había un cartucho percutido, la funda del arma y sobre una mesa cercana estaba su teléfono celular. A menos de medio metro había una silla en la que presuntamente limpiaba el arma.

Estaba con su hermano

Al parecer, en el domicilio se encontraban Fernando y su hermano menor. Momentos después de la tragedia llegó su madre y su abuelo, quienes habían salido por unos mandados domésticos. Su padre, el Sargento Primero, fue advertido de la desagracia por teléfono, en próximas horas llegaría a la capital.

Personal de Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia transportó el cuerpo con las manos envueltas en unas bolsas especiales para aplicarle un químico y saber si él accionó el gatillo. El muchacho vestía un short corto, una playera deportiva y un par de sandalias de plástico.

Anuncios