Muere brutalmente Calcinado en Tuxtla


Le cayó el transformador  sobre su automóvil cuando choco.

Dos muertos y dos heridos, saldo de trágica madrugada en Tuxtla

 

Marco Antonio Pérez Alvarado quedó atrapado dentro de la unidad y murió calcinado.

Marco Antonio Pérez Alvarado quedó atrapado dentro de la unidad y murió calcinado.

El conductor calcinado, otro de sus acompañantes muerto a unos metros del vehículo y dos más heridos, uno de gravedad, dejó un brutal choque ocurrido la madrugada del domingo en el bulevar Belisario Domínguez y 19ª Poniente.

 

 

 

“Huían de otro automóvil al que habían golpeado”, fue la versión oficial de este percance registrado a pocos metros del restaurante “La Carreta”, sobre el carril de poniente a oriente.

 

Mientras usted dormía, Marco Antonio Pérez Alvarado se calcinaba, atrapado dentro de su vehículo Volkswagen Bora, con placas DNS-53-91, luego de derribar un poste de concreto. Incluso un transformador cayó sobre su automóvil.

 

Faltaban unos minutos para las 4:00 de la madrugada, Pérez Alvarado conducía a toda velocidad acompañado de Marco Pérez Pinoco, Henry Ariel Martínez y Francisco López Valencia, todos iban ebrios y no imaginaban que la muerte los esperaba al salir de su festejo.

 

 

 

CONSUMIDO POR LAS LLAMAS

 

 

 

Marco Antonio perdió el control, derrapó y se estrelló directo contra el poste, ubicado frente al restaurante la Parrilla Suiza.

 

El poste lo lanzó hacía un Chevrolet Chevy, con placas DMN-7777, propiedad de Víctor Manuel de los Santos y en segundos sobrevino el fuego.

 

Además, cayó sobre el toldo un transformador y así la suerte del conductor quedó sellada para siempre. Se quemó dentro de su coche. No se sabe si aún estaba con vida mientras se “rostizaba”.

 

Las llamas, incluso, alcanzaron una camioneta Silverado con placas CZ-81-58, estacionada a pocos metros.

 

El escenario que encontró la policía era terrible. A pocos metros del vehículo estaba tirado el cadáver de Marco Pérez Pinoco, de 24 años, originario del Distrito federal. Él salió proyectado del automóvil y murió con la caída. Las vísceras se le estallaron.

 

Pero no todos habían muerto. Henry Ariel Martínez, de 26 años, originario de Cintalapa, quien iba atrás del auto, sufrió una fractura en el fémur izquierdo y varios golpes. Fue trasladado al Hospital Regional “Rafael Pascasio Gamboa”, donde se le reporta como grave.

 

Otro que corrió con suerte fue Francisco López Valencia, de 26 años, quien sufrió pequeños golpes, por lo que fue puesto a disposición del Ministerio Público como testigo del accidente.

 

Al lugar arribaron agentes de Tránsito para realizar los peritajes correspondientes, al igual que Protección Civil Municipal, quienes socorrieron a los lesionados. Minutos después acudió el agente del Ministerio Público para levantar las diligencias de ley y ordenar el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense.

 

 

Anuncios

Acerca de informadorchiapaneco

LA VERDAD DE CHIAPAS
Esta entrada fue publicada en La Roja y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s