*Como cada año padres aprovechan la última quincena, previo al inicio del ciclo escolar, para adquirirlos

Los padres abarrotan las papelerias para comprar los utiles escolares de sus hijos.
Los padres abarrotan las papelerías para comprar los utiles escolares de sus hijos.

Como si se tratara de una tradición anual en el estado y en casi todo el país, de última hora, y aprovechando la última quincena para hacerlo, miles de padres de familia acudieron a realizar las clásicas compras de útiles escolares abarrotando los principales puntos de venta de la capital.

Con su lista en mano, analizando los precios y calidad de los productos, los consumidores tabasqueños comenzaron una aventura, que en muchos casos culminó en un agobiante dolor de cabeza.

Como si se trataran de compras de pánico, el fantasma del consumismo provocó, que ante la alta concurrencia y demanda, hasta el material se acabó, pues entre la multitud también se lograron apreciar un tanto apresurados a los empleados, resurtiendo los anaqueles con todo tipo de útiles escolares, principalmente libretas.

Un artículo indispensable y que tampoco se pudo quedar atrás en esta algarabía fueron las mochilas, que en diversos comercios se promocionaban ofertas a fin de reducir los inventarios aún existentes.

Los niños inclinados por adquirir la mochila de su personaje favorito, las madres insistiendo en que mejor fuera una no muy grande, para evitar que sus hijos pudieran cargarla sin lastimarse, pues en las escuelas les piden de todo, más los libros de texto.

Y es que, prácticamente sólo faltan algunas horas para que concluya el periodo vacacional de verano, razón por la cual los padres de familia están abarrotando los diferentes establecimientos para aprovechar las ofertas, aunque para algunos fue todo lo contrario.

Caro regreso

Con aumentos de hasta un 10 por ciento en el costo de las colegiaturas en escuelas privadas, incrementos en útiles escolares de un ocho por ciento en este año, y variación de precios de hasta 90 por ciento en diversos artículos de la temporada, al terminar el periodo vacacional, el presupuesto familiar sufrirá un nuevo golpe.

Como cada año, iniciará un ciclo escolar que exige no sólo mayores pagos de inscripciones y colegiaturas, sino también gasto en materiales educativos. No obstante, el impacto no es igual para todos.

Tan sólo para primero de primaria, datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) calculan un gasto promedio por alumno de un mil 200 pesos, de los cuales el 25.0 por ciento se destina a la compra de útiles escolares, el 20.8 para adquisición de una mochila, un 25.0 para los zapatos y un 29.2 por ciento para los uniformes.

Detectan abusos

A su vez, la Profeco detectó dos comercios de papelería con actividades irregulares o violatorias de las normas vigentes, esto en el inicio de sus operativos de útiles escolares, y en las últimas horas previas al regreso a clases.

El delegado de la Profeco en la entidad, reveló estos resultados y dijo que se han visitado con fines de verificación 30 establecimientos del giro de útiles escolares.

A la vez, los padres de familia están aprovechando la coincidencia de las fechas del regreso a clases con la primera quincena del mes de agosto.

Los establecimientos comerciales, tanto los especializados en papelería como las tiendas de autoservicio, están registrando las afluencias masivas de los padres de familia para surtir las listas de útiles.

Anuncios